Viajes inolvidables

Viajes inolvidables

 

Ya estaba todo listo para el viaje con mis amigos, los carros en renta df ya estaban cargados de todas las cosas que necesitaríamos para el viaje, tomaos la carretera México-Texcoco. No sabíamos exactamente qué llevar, nos decidimos por la casa de campaña los elementos para la ofrenda, la otra muda de ropa, el agua suficiente para dos días, algo de fruta, el tanque lleno de gasolina y con toda la energía para vivir esa experiencia.

Recogimos a Damián y a su familia en el centro de Nexquipayac y nos dispusimos en el camino que nos llevaría al lugar del Temazcalli y la ceremonia con fuego en medio. Ya no faltaban mucho, recorríamos un camino de terracería con verdes hasta donde alcanzaba la mirada, de repente, las nubes cansadas de cargar tanta agua tuvieron que descargarla en granizos.

Algunos ya estaban allí y como se trata de un lugar al aire libre, tuvieron que soportar la descarga de Tláloc derramaba para alimentar a la siembra. Afortunadamente (tengo que decirlo), mis acompañantes y yo, aún viajábamos en el auto por lo que no nos mojamos demasiado, sin embargo, por las condiciones del camino nuestro transporte se quedó atascado en el lodo.

Muchas maniobras fueron las que intentamos para salir de aquel hoyo de lodo, pero todas fueron inútiles, cada vez estábamos más y más hundidos. Así pasó como media hora hasta que otro auto llegó entre varias personas y con extraños métodos para desatascar el auto, por fin lo logramos.

Ya estábamos en Atenco y poco a poco comenzaron a llegar los demás asistentes a la ceremonia wixarrika, pero antes estaban rescatando el lugar donde se llevaría a cabo el Temazcal pues la intensa lluvia lo había inundado. Todo comenzó con el rapé, nos formamos en una fila para recibir la medicina antes de la ceremonia.

Todo el proceso se retrasó y comenzamos cerca de la una de la mañana a ingresar al vientre de la madre, o mejor conocido como Temazcal. La manera correcta de ingresar sería desnudos, pero como somo seres pudorosos e inseguros todos decidimos entrar con poca, pero con ropa.

Sólo se realizaron dos puertas puesto que ya era tarde y la ceremonia de hikuri no de podía retrasar aún más. Después de cambiarnos, comenzamos a formar el círculo alrededor de la fogata así como también nuestra ofrenda al fuego que estaba al centro de todos nosotros, para dar paso al consumo de la medicina espiritual hikuri o peyote.

Los cantos del marakame y de los integrantes de la ceremonia no cesaban, todo el tiempo, a pesar del frío y lo que pudiéramos ver, sentir, escuchar u oler. Todos unidos en un canto al alma y a la sanción uno de lo viajes inolvidables.

 

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Total: 0 Average: 0]

About The Author

promusa
¿TIENES DUDAS?

CONTÁCTANOS

¡Contamos con las mejores ofertas en renta de autos!

Dirección

SUCURSAL POLANCO

Galerías Plaza de las Estrellas, Local E-11, 11300, Marina Nacional y Circuito Interior, Distrito Federal, Mexico.

SUCURSAL MIRAMONTES

Canal de Miramontes 2537, Col. Prados de Coyoacán, Distrito Federal, México.

SUCURSAL DEL VALLE

Av. Coyoacan 750 Esq. San Borja, Col. Del Valle, Distrito Federal, México.

Teléfonos

(0155) 5677 0903
(0155) 5677 2323
(0155) 5260 5101
(0155) 5559 4994
01 800 900 8181

Facebook

/promusarentadeautos

Nombre**

Correo**

Mensaje

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Total: 0 Average: 0]